Martingala - ¿Es una estrategia de apuestas ganadora?

La martingala consiste en apostar a algo que tiene un 50% de ocurrencia y si se pierde, doblar la apuesta hasta que se gane. Teóricamente, esto siempre da ganancias en el largo plazo, pero a la hora de la verdad hay muchas otras cosas que debes considerar antes de usar esta estrategia. Por eso, aquí te ofrecemos nuestra guía sobre la martingala.

Ecuador Aceptan usuarios de Ecuador
Confiables
Analizados por BettingGuide
Winspark
100% hasta el equivalente a $200 USD.
  • Buena variedad de métodos de pago.
  • Interesante bono de bienvenida.
  • +20 salas de casino en vivo.
Latribet
100% de tu primer depósito hasta $200 dólares y 20 giros gratis.
  • +3200 tragamonedas.
  • Bono por tus dos primeros depósitos.
  • Proveedores de juego de primer nivel.
Play Uzu
50 giros gratis por tu primer abono.
  • Te devuelven dinero cada vez que apuestas.
  • Promociones sin rollover. Te dan dinero real, retirable.
  • Buen catálogo de juegos.

¿Qué es la martingala?

La martingala es una estrategia de apuestas que consiste en doblar la cantidad apostada cada vez que se pierde hasta que se consiga un acierto. Para que sea rentable, se debe apostar a un evento con dos posibles resultados y que el pago del acierto doble la cantidad apostada.

Martingala: Esa gran idea que te hará rico...

La lógica de la martingala es muy sencilla y a simple vista funciona. Veamos que pasa en un par de ejemplos de apuestas al rojo en la ruleta online:

Ejemplo 1: Apostamos 1, ganamos, el casino nos paga 2x1 = 2 y cerramo el ciclo. Hemos ganado 1 porque la otra unidad es lo que habíamos apostado.

Ejemplo 2: Apostamos 1, perdemos; apostamos 2, perdemos, apostamos 4, ganamos, el casino nos paga 8 y hemos ganado uno (en la primera ronda perdimos 1 + 2 de la segunda + 4 de lo apostado en la tercera = 7, nos ha dado 8, así que ganamos 1).

Esto se puede repetir tantas veces como sea necesario hasta que ganemos.

Es cierto que en la ruleta existe el cero y hace que la probabilidad de perder las apuestas sea ligeramente superior al 50%, pero la diferencia es muy pequeña y siempre que acabemos el ciclo con una apuesta ganadora, ganaremos una unidad. Por tanto, si se quieren ganar 10 unidades, habría que jugar 10 rondas.

...Y sin embargo con la martingala todos acaban perdiendo

El problema de la martingala es que las malas rachas ocurren con cierta frecuencia. Si estamos apostando por el rojo, una secuencia de 7 u 8 negros seguidos es mucho más frecuente de lo que pensamos intuitivamente. Especialmente, si usamos la martingala una y otra vez para generar ganancias con asiduidad. Recordemos que en cada ciclo solo ganamos 1, así que tenemos que repetir el ciclo muchísmas veces para ganar algo significativo.

¿Pero todavía ganaría una unidad si salen 8 negros seguidos y a la novena sale el rojo?

Sí.

El problema es que las cantidades que tienes que apostar cada vez que pierdes crecen exponencialmente, mientras que tus beneficios no crecen, son constantes y siempre serán de una unidad. Fïjate:

  • Con una apuesta, habrás apostado 1 -> Acumulas unas pérdidas de 1.
  • Con 2 apuestas, ahora apostarás 2 + 1 del anterior-> Acumulas unas pérdidas de 3.
  • Con 3 apuestas, ahora apostarás 4 + 3 del anterior -> Acumulas unas pérdidas de 7.
  • Con 4 apuestas, ahora apostarás 8 + 7 del anterior -> Acumulas unas pérdidas de 15.
  • Con 5 apuestas, ahora apostarás 16 + 15 del anterior-> Acumulas unas pérdidas de 31.
  • Con 6 apuestas, ahora apostarás 32 + 31 del anterior-> Acumulas unas pérdidas de 63.

Evolución del sistema de la martingala

Apuesta individual Apuesta acumulada Ganancia si gana Nº de fallos para alcanzar esta ronda
1 1 1 0
2 3 1 1
4 7 1 2
8 15 1 3
16 31 1 4
32 63 1 5
64 127 1 6
128 255 1 7
256 511 1 8
512 1023 1 9
1024 2047 1 10
2048 4095 1 11
4096 8191 1 12

¿Ves cómo crece? En la sexta apuesta ya habrás perdido 31 y todavía tendrás que hacer una apuesta de 32 más para ganar una sola unidad... si no sale tu color, mejor no pensarlo.

Así que aquí vemos varios problemas:

  • Tu dinero es limitado, así que llegará un momento en que no podrás seguir subiendo las apuestas y tendrás que retirarte.

  • Las ruletas o cualquier juego de casino tienen un límite máximo de apuesta y, con mala suerte, llegará un momento en que lo alcanzarás.

  • Los casinos aplican sus márgenes de beneficio, así que en una apuesta con 50% de probabilidades para cada lado, normalmente estarás jugando con un porcentaje real de entre el 48 y el 49,99 %.

No hay que caer en la llamada Falacia del Jugador, es decir, pensar que por haber fallado muchas veces seguidas, en la siguiente ocasión hay mayor probabilidad de acertar. La estadística nos dice que sin importar lo que haya ocurrido antes, la probabilidad de fallar o acertar será exactamente la misma que la que había cuando se hizo la primera apuesta. En todas tus apuestas seguirá habiendo un 50% de probabilidad de fallar.

Santiago García

¿Es realmente probable que me quede sin dinero usando la martingala?

La martingala es muy traicionera. Las probabilidades de tener que apostar demasido dinero son simplemente demasiadas.

Mira:

  • La probabilidad de perder 1 vez es del 50%.
  • La de perder 2 veces seguidas es del 25%.
  • Así la probabilidad se va reduciendo a la mitad. Por ejemplo, la probabilidad de perder 6 veces seguidas es del 1,56 % y 12 veces del 0,02 %.

0,02% no parece mucho, ¿verdad?

El problema es que con la martingala solo ganamos una unidad cada vez. Si repetimos 10.000 veces el ciclo, según la estadística habría dos ocasiones en las que tendríamos 12 fallos seguidos (más otras ocasiones en las que tendríamos, 11, 10, etc.).

Por supuesto, si aumentas la cantidad inicial para aumentar la ganancia de cada ciclo, las cantidades a apostar también se multiplican, así que eso no es una solución.

En definitiva, acarás arruinado. Es cuestión de tiempo.

Probabilidad de que te quedes sin dinero o alcances el límite de la mesa

Ronda Dinero que tendrás que apostar Probabilidad de llegar a esta ronda Probabilidad de fallar en esta ronda
1 1 Es tu decisión 50%
2 2 50 % 50 %
3 4 25 % 50 %
4 8 12,5 % 50 %
5 16 6,25 % 50 %
6 32 3,13 % 50 %
7 64 1,56 % 50 %
8 128 0,78 % 50 %
9 256 0,39 % 50 %
10 512 0,20 % 50 %
11 1024 0,10 % 50 %

Esto quiere decir que al empezar una ronda hay un 0,10% de probabilidades de que tengas que llegar a la ronda 11 y apostar 1024 euros.

Si por ejemplo, quieres ganar un sueldo de 1000 euros, tendrás que hacer la martingala mil veces porque recuerda que cada vez solo ganas uno.

Con una probabilidad del 0,10%, en 1000 jugadas, habría una vez que llegarías a la ronda 11.

Llegado ese caso, tendrás que apostar 1024 euros más sabiendo que en ese momento hay un 50% de probabilidades de que vuelvas a perder.

¿Suena mal?

Todavía es peor porque cuando tengas que poner 1024 euros en tu próxima apuesta, ya habrás perdido 1023 euros en las apuestas anteriores.

¿Está prohibida la martingala?

No, la martingala es una estrategia que favorece a los casinos online así que no está prohibida. Los casinos simplemente ponen límites máximos de apuestas que hacen que esta estrategia no pueda funcionar.

¿Se puede usar la martingala en apuestas deportivas?

La estrategia martingala se puede usar prácticamente en cualquier tipo de apuesta que te prometa un pago que, como mínimo, doble el dinero apostado o incluso si no lo hace siempre que adaptes las cantidades apostadas para que al acertar la última apuesta compenses todas las pérdidas anteriores.

Sin embargo, igual que ocurre con los juegos de casino, las casas de apuestas deportivas establecen límites tanto a las cantidades que puedes apostar como a las ganancias en una sola apuesta e igualmente ocurren las malas rachas, de modo que la martingala en apuestas deportivas tiene, como mínimo, el mismo problema que el uso en juegos de casino. En realidad son hay más problemas porque en las apuestas deportivas, las probabilidades reales de que algo ocurra, son desconocidas.

En BettingGuide no te recomendamos utilizar la martingala en apuestas deportivas ni en ningún tipo de juego. Y si finalmente te decides a usarla, te recomendamos que te autoimpongas una cantidad de pérdidas máximas a partir de la cual te obligues a dejar la estrategia. Como ya hemos dicho, lo más peligoroso de esta estrategia es lo rápido que crecen las pérdidas, así que pon un límite máximo que suponga una cantidad que te puedes permitir perder.

Carmen tiene un grado en Administración de Empresas de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Ha trabajado en una importante empresa internacional con casinos físicos en América y Europa. Ahora, comparte toda su experiencia sobre el juego y apuestas con nuestros lectores.